Series: Touch

Reseñas Series

FICHA:

Creador: Tim Kring

País: Estados Unidos

Intérpretes: Kiefer Sutherland, David Mazouz, Gugu Mbatha-Raw, Danny Glover

Duración: 2 temporadas; 26 episodios de 45 minutos

Emisión en España: Fox Televisión y Cuatro

Precio en DVD: 37,90 euros (1ª temporada)

Público: +16 años (S-)

Calificación: 3,5/5 

 

Vidas cruzadas

 

En un mundo en el que prácticamente se estrena una serie o una película cada día es fácil caer en la inercia de hablar sólo de lo último y lo más visto. Según esos criterios se rellenan verdaderos tratados sobre Transformers 4, Cincuenta sombras de Grey, Sobrenatural, Gossip Girl, La que se avecina, Aguila Roja. Afortunadamente el paso del tiempo envejece a estas producciones a una velocidad de vértigo. Pero en esa fascinación por lo inmediato y efímero hay muchos títulos que se olvidan.

Touch empezó teniendo una audiencia respetable que le llevó hasta una segunda temporada que desgraciadamente fue la última en estrenarse a finales de 2013. Está claro que es una serie diferente y alternativa, con voz propia y sentido del ritmo que se atreve a hacer pensar al espectador.

 

Muy cerca de “Crash”

“Es la sensación de contacto. Y añoramos tanto ese contacto, que chocamos contra otras personas para poder sentir algo. En cualquier ciudad por donde camines pasas muy cerca de la gente y ésta tropieza contigo. En Los Ángeles nadie te toca. Estamos siempre tras este metal y cristal”. Estás líneas no son de Touch, sino de Crash, Oscar a la mejor película, guión original y montaje en 2005. Es difícil entender la serie de Tim Kring (también creador de otro éxito televisivo titulado Héroes) sin la película de Paul Haggis.

 

 

Desde que perdió a su mujer en el 11S, Martin Bohm (Kiefer Sutherland), es un padre que ha cambiado varias veces de trabajo para dedicar el mayor tiempo posible a su único hijo. Pero no es nada fácil comprender y ayudar a Jake (David Mazouz, todo un descubrimiento al que hemos podido ver recientemente haciendo de Batman adolescente en Gotham). Este niño de 11 años es muy sensible, lleva años sin hablar y no deja que nadie le toque. Además, sus costumbres son cada vez más extravagantes: se aísla del resto de la gente, escribe listas interminables de números, escapa de casa para intentar subir a una antena de telecomunicación, etc. Sin embargo, su padre irá poco a poco entendiendo que Jake tiene una capacidad de observación sobrenatural que le permite prever tragedias y conflictos en todo el mundo.

Como el mismo Jake explica en voz en off: “Sólo tienes que saber dónde mirar. La mayoría de las cosas que la gente ve como un caos realmente siguen las leyes sutiles de comportamiento. Galaxias, planetas, caracolas. Los patrones nunca mienten. Pero sólo algunos de nosotros podemos ver cómo las piezas encajan”. Y Jake es una de esas personas.

Tim Kring ya demostró en Héroes un notable talento para crear una historia de personas corrientes con poderes especiales. Esta serie que llegó a las 4 temporadas ha sido muy imitada en otras producciones televisivas como Alphas, No Ordinary Family, Misfits o Los protegidos. Con Touch da un paso adelante con un guion más trabajado y dinámico, menos caídas de ritmo y una mayor profundidad de las historias y los personajes.

Kiefer Sutherland cambia totalmente de registro después de ser uno de los actores mejor pagados en televisión gracias a 24 (8 temporadas de éxito y una película sobre la serie aún por concretar). En esta ocasión está muy convincente en un papel dramático que sabe contener, sin exagerar, la enorme capacidad emocional de las historias entrecruzadas. Danny Glover también está perfecto en su papel, con un personaje que da el tono más sobrenatural a la serie.

La música de las “televisivas” Lisa Coleman y Wendy Melvoi está en la línea de la música incidental de películas como Up in the air, American Beauty o Yo soy Sam. Esta composición, aunque suena constantemente, es muy acertada y logra no saturar con el uso variado de instrumentos. Además, la reiteración rítmica ayuda a comprender la historia como a un conjunto de piezas que encajan, como un reloj que funciona cuando las vidas de las personas se tocan correctamente.

Algunos pueden ver en Touch una curiosa mezcla del cientificismo determinista y las filosofías orientales especialmente tendenciosa. Pero, en mi opinión, la elección de este misticismo pseudopanteísta no tiene una intención adoctrinadora, sino más bien narrativa. En el fondo es lo que hacen constantemente las películas de superhéroes. Nadie cree en los superpoderes, pero es evidente que la metáfora del hombre que recibe ayuda extraordinaria para enfrentarse a un mal superior funciona a la perfección como entretenimiento dramático.

En este sentido trascendental, Touch también recuerda a las mejores películas de M. Night Shyamalan (El protegido, El bosque, La joven del agua), al tratar de ofrecer un sentido optimista y trascendental al mundo post-11S. El mensaje es bastante sencillo y universal: el hombre y el resto de la creación tienen un significado y también una providencia que respeta la libertad individual. De esta manera, se supera el determinismo radical que haría que, entre otras cosas, la serie fuese en un sermón previsible y fácil. Por el contrario, Touch trata de conflictos melodramáticos con maestría. El nivel de sentimentalismo está regulado gracias a una milimétrica interpretación del joven David Mazouz (que tiene una voz maravillosa; nada que ver con el horrible doblaje en español que tritura la sutil magia del personaje).

Cada capítulo comienza y termina con la voz de Jake que abre y cierra cada uno de las historias, entrelazándolas de manera metafórica. En el comienzo de la 2ª temporada encontramos uno de los monólogos más significativos de la serie: “Cada cosa que hacemos tiene un impacto en la gente que nos rodea. Cada decisión que tomamos envía ondas al mundo. Nuestros más pequeños actos de bondad pueden provocar una reacción en cadena de beneficios imprevisibles a personas que no conocemos. Puede que no seamos testigos de esos resultados pero, de todas formas, ocurren”.

Firma: Claudio Sánchez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbase a nuestra Newsletter

Disfrute de toda la información actualizada sobre todos los medios.

Te ayudamos a tramitar tus reclamaciones

Te invitamos a que dejes tus quejas y denuncias en la web de TV Infancia. Si tienes alguna duda escríbenos aquí y te ayudamos a resolverlo.

Formulario de reclamaciones

Enviar reclamación

Colaboradores