Series: “El cuento de la criada”

Creador: Bruce Millerthe-handmaids-tale-poster

Intérpretes: Elisabeth Moss, Joseph Phiennes, Yvonne Strahovski, Alexis Bledel, Madeline Brewer

Emisión en España: HBO

Duración: 1 temporada de 10 capítulos de 45-60 minutos

Público apropiado: + 18 años (XDV)

Calificación: 5´5/10

 

 

Estrictamente estereotipada

Hace unos días leía uno de los mejores libros que se ha escrito sobre la elaboración de un guión: Story de Robert McKee. Explica el autor como en la historia de la narración audiovisual hay un eterno retorno de argumentos universales que no tiene porque ser negativo. Cuando se vuelve a contar una misma historia con un tono personal y un lenguaje propio se puede hacer una obra maestra. No se está empobreciendo el discurso hacia el estereotipo sino que se está enriqueciendo un arquetipo, ampliando las posibilidades de encontrar el arte y la verdad.

Todo este preámbulo tiene que ver con esta serie tan premiada y mencionada como moderna y transgresora. Esta distopía parte de una premisa muy actual: la natalidad mundial se viene a bajo. Los motivos son las enfermedades de transmisión sexual y la contaminación ambiental. Para solucionar esta crisis se organiza una especie de dictadura machista, teocrática, de un fondo “cristiano” siniestro y una iconografía cercana al nazismo. Las mujeres son utilizadas y maltratadas, algunas de ellas convertidas en criadas procreadoras.

Contada con un estilo visual atractivo, muy centrado en el uso de colores primarios y fotografía preciosista que contrastan con la crueldad de la historia, El cuento de la criada tiene un reparto en el que resalta Elizabeth Moss (inmortal como Peggy Olson en Mad Men). Con su sacrificado personaje ha logrado su segundo Globo de Oro (el primero lo obtuvo con la serie Top of the lake). Hay que reconocer que su interpretación encubre defectos imponentes en la evolución de una mujer rebelde a un sistema inhumano. Joseph Phiennes es el gran patriarca de esa secta lunática y hace lo que puede por no resultar muy ridículo.

Que El cuento de la criada sea la gran serie ganadora de los Globos de Oro el año en que la principal premiada de los Óscar haya sido La forma del agua no es una mera coincidencia. Pocas veces ha sido tan evidente el premio al oportunismo y a los mensajes subrayados, prácticamente acribillados de acentos maniqueos. Guillermo del Toro podía perfectamente dirigir una temporada de El cuento de la criada ya que esta serie tiene todos los componentes de sus fábulas. No hay grises ni contrastes pero todo se entiende perfectamente a base de simplezas y el viento a favor de lo políticamente correcto. El morbo es el principal motor dramático que tarda poco en mostrar que no da más de sí cuando aún quedan muchos capítulos e incluso una temporada más que está a punto de llegar. No espero grandes sorpresas; no es de ese tipo de series. Al fin y al cabo su creador, Bruce Miller, no posee una de los grandes imaginaciones que hay en la televisión (Alphas, Los 100, Eureka).

 Claudio Sánchez   

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *