La polémica vuelve a rodear a RTVE, acusada de «censura» y «manipulación»

Tendencias

La televisión pública en España no pasa por su mejor momento. Polémicas, fugas de audiencia y acusaciones de las que se ha visto obligada a defenderse, han sido la tónica de los últimos meses. Esta semana, la controversia ha traspasado fronteras y ha llegado hasta Estrasburgo.

Allí, la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa manifestó el martes sus dudas en torno a la independencia política del ente público español: “La Asamblea nota con preocupación informaciones sobre presión política en los servicios de radiodifusión en Hungría, Italia, Rumanía, Serbia, España y Ucrania, e invita a la Unión Europea de Radiodifusión (UER) a cooperar con el Consejo Europeo en esta cuestión”. “Los proveedores del servicio público deben estar protegidos de las intromisiones políticas en su gestión diaria y en su trabajo editorial”, recuerda la institución europea en el informe.

En este sentido, la Dirección de Corporación de RTVE ha negado sentirse aludida. “Ningún cargo de la actual dirección ni su presidente tienen ninguna filiación política partidista de ninguna clase”, argumenta contundente. Por otro lado, Enrique Bustamante, catedrático de comunicación audiovisual y experto en la sociología de la televisión y las industrias culturales, apunta que “no es la primera vez que RTVE recibe un toque desde Europa”. En el año 2004, coincidiendo con el último gobierno de José María Aznar, el Consejo europeo ya criticó la politización del ente público.

Un día después de este toque de atención, el Grupo Parlamentario Socialista solicitó la comparecencia del presidente de RTVE, Leopoldo González Echenique, para que explique la “censura” de una escena de la serie ‘Herederos’ en la que dos personajes homosexuales se besaban. El capítulo de la discordia fue emitido al completo en el año 2007, pero en la reposición de este jueves 24 no quedaba ni rastro de la secuencia del beso gay.

Desde la Corporación de RTVE aclaran que los espectadores pudieron verlo en ‘prime time’, mientras que la semana pasada se emitió en horario de protección infantil. Según la cadena de Echenique, la “violencia” de la escena en su conjunto, y no los arrumacos, fue lo que motivó la reedición.

“Es una barbaridad que se modifique una versión original”. Así de tajante es Esteban Arribas, doctor europeo en Ciencia Política, especializado en servicio público de televisión en España y Europa. “Dicen que es en pro del código de protección del menor, pero es curioso que otros aspectos de la regulación se incumplan sin miramientos”, apunta. Para Enrique Bustamante, que fue miembro del Consejo. “Lo del beso censurado es inconcebible. No podemos permitirnos dar una imagen tan impresentable, pero de nuevo entramos en una dinámica de represión intolerable que habla muy mal del grado de madurez democrática de nuestro país», apunta Agustín García Matilla, catedrático de Comunicación en la Universidad de Valladolid y experto en medios.

Los medios públicos cuentan con códigos éticos internos de conducta y la Usuarios de Medios (ATR) agradece que TVE se haya preocupado por “proteger a los menores”. “No estamos ante un caso de censura, lo que ocurre es que con frecuencia hay derechos que entran en conflicto y debe prevalecer el que afecta a los más indefensos, en este caso el horario infantil”, señala Mariano González, director de comunicación de ATR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbase a nuestra Newsletter

Disfrute de toda la información actualizada sobre todos los medios.

Te ayudamos a tramitar tus reclamaciones

Te invitamos a que dejes tus quejas y denuncias en la web de TV Infancia o CNMC. Si tienes alguna duda escríbenos aquí y te ayudamos a resolverlo.

Formulario de reclamaciones TV Infancia

Enviar reclamación

Formulario de reclamaciones CNMC

Enviar reclamación

Colaboradores