Cine: Tanna

Ficha:

100 min. | Drama | Romántico

Público apropiado: Jóvenes

Año: 2015

País: Australia, Vanuatu

Dirección: Martin Butler, Bentley Dean

Intérpretes: Mungau Dain, Marie Wawa, Marceline Rofit, Charlie Kahla, Albi Nagia, Lingai Kowia, Dadwa Mungau, Linette Yowayin, Kapan Cook, Mungau Yokay

Primera película australiana que logra ser nominada al Oscar en la categoría de mejor película en lengua no inglesa, algo posible ya que el film usa la lengua de una tribu nativa. La acción transcurre en una remota isla volcánica, Tanna, donde los jóvenes de una tribu, Wawa y Dain, sienten una creciente atracción, lo que lleva a una relación que llevan discretamente. El encontronazo entre la tribu de la pareja y otra podría derivar en guerra interminable, de modo que como solución, los ancianos de la tribu conciertan el matrimonio de Wawa con el joven de otra tribu. Decisión dolorosa contra la que se rebela la pareja de enamorados emprendiendo su fuga en secreto. La noticia llena de vergüenza a los jefes, que no podrán cumplir su palabra, a no ser que den con el paradero de Wawa y Dain y hagan entrar a la chica en razón para evitar que la sangre corra.

Los directores Martin Butler y Bentley Dean habían centrado sus esfuerzos hasta ahora en describir la cultura indígena australiana recurriendo al formato documental. Aquí no renuncian al realismo de su obra anterior, lo que se nota en el modo minucioso en que se recoge el estilo de vida primitivo, y en el recurso a actores no profesionales, que se muestran muy naturales. Esto no quita para que se trabaje con imágenes de gran belleza, la fotografía es preciosa, y que la música ayude a realzar la narración.

El film tiene un alto valor antropológico, pues a veces uno tiene la sensación de haber sido traslado en el tiempo al neolítico, y de hecho, a no ser por algunos detalles que salpican la narración sería difícil situarla en una época histórica concreta, lo que ocurre podía pasar hoy o hace cinco siglos. A la vez se evitan los estereotipos, el bien y el mal están presentes en todas las culturas, no se cae aquí en el estereotipo del buen salvaje o en la ingenua visión idílica de una vida primitiva y pacífica donde todo el mundo vive en armonía con la naturaleza y tal. Por supuesto que algo de eso hay, pero el llevar una vida sencilla y sin humos, por así decir, no impide las envidias, el afán de poder y de dominio sobre el otro, la dificultad de llegar a acuerdos entre facciones enfrentadas y respetarlos.

El guión recurre con inteligencia al arquetipo de la pareja de enamorados con su amor contrariado, al estilo Romeo y Julieta, pero con su personalidad propia. Y como en la tragedia shakespeareana, no faltan los elementos fatalistas, que sirven para subrayar el gran amor que colisiona con otros intereses, pero que puede servir de referente para buscar vías de entendimiento.

Firma: José María Aresté

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>